La santidad es caminar por fe y no por vista

«La santidad no es arrobamiento: es una entrega completa de la voluntad a Dios; es vivir de toda palabra que sale de la boca de Dios; es hacer la voluntad de nuestro Padre celestial; es confiar en Dios en las pruebas y en la obscuridad tanto como en la luz; es caminar por fe y no por vista; confiar en Dios sin vacilación y descansar en su amor.»

(Ellen G. White, Los hechos de los apóstoles, Boise [Idaho]: PPPA, 1957, p. 42)
Anuncios